¡Esta es una revisión vieja del documento!


NOVEDADES

El perique

Perique, ese sabroso desconocido.Por Carlos Egea

Ese sabroso desconocido

Aunque presente en muchas de las mezclas de tabaco para pipa y particularmente apreciado por algunos fumadores deseosos de sensaciones distintas a la hora de aspirar humo de sus pipas, el Perique es una variedad de tabaco de la que se sabe más bien poco. Es compañero de viaje del Latakia en muchas mezclas, de la que sobresale con luz propia la presentada en Nightcap de la marca Dunhill. Pero sepamos algo más sobre el Perique (pronunciesé “peric” o “perique”, pero nunca “periqué”).

Los orígenes

Como suele ocurrir con muchas variedades de tabaco, los orígenes son algo confusos, pero siempre teniendo como punto de partida las antiguas tribus de indios americanos. Parece ser que las tribus Choctaw y Chicksaw establecidas en lo que hoy es el sureño estado de Louisiana, a orillas del Mississipi (río de evocaciones piperas), cultivaban y curaban una variedad de tabaco similar al Burley, que luego fumaban en sus pipas (algunas para sellar la paz). Cuenta la historia que a mitad del siglo dieciocho un avispado colono francés, de los acadios (más tarde llamados “cajúns”) desplazados de Nueva Escocia, observó como los nativos tras recolectar las hojas de tabaco las maceraban introducidas a presión en troncos de árboles huecos. El citado francés se llamaba Pierre Chenet y era más conocido por su apodo: “Perique”. De ahí parece venir el nombre de esta sabrosa variedad.

St. James Parish se encuentra a mitdad de camino entre Baton Rouge y New Orleans, junto al río Mississipi, en el estado sureño de Louisiana (USA).

El proceso de curación En la actualidad todo el Perique que se consume en las distintas mezclas proviene de St. James Parish, mas concretamente de una zona de esta localidad denominada Grande Pointe Ridge. Una población ribereña del Mississipi a medio camino entre las conocidas Baton Rouge y New Orleans, en el sureste del estado de Louisiana. En la actualidad el cultivo de Perique es cuestión casi exclusiva de los 12 acres cultivados por el granjero Percy Martin, descendiente de aquellos antiguos acadios y miembro de una de las 15 familias que a principios del siglo veinte cultivaban unos 500 acres de terreno con esta variedad de tabaco.

Percy Martin, último granjero dedicado al cultivo de Perique.

El tabaco es plantado en diciembre y se recoge con los calores del mes de junio. La gran diferencia está en el proceso de curación de la hoja. En cobertizos abiertos se cuelga la hoja para dejarla secar, siempre aireada. Cuando, tras unas dos semanas, comienza a adquirir un tono castaño, la hoja se limpia y se elimina el nervio central. Se selecciona y se enroscan las hojas haciendo rollos de un peso aproximado de una libra. Estos rollos son introducidos en barriles de madera, especialmente reforzados y forrados (sustitutos perfectos de los huecos troncos utilizados por los nativos). En cada barril se depositan unos 500 de estos rollos que son remojados con agua. El arte de la curación del Perique reside en saber la cantidad exacta de agua para el remojado. Dicen los que saben, que es la propia hoja de tabaco la que dice cuanta agua necesita. Vamos, que la experiencia es esencial en este caso, ya que no existe una fórmula de proporciones para saber el agua a añadir. Con los rollos a remojo, el contenido de los barriles es prensado mediante unos tornillos aplicados a las tapas. Unas treinta toneladas de presesión harán como elemento de preservación durante el proceso de fermentación de este tabaco “en sus propios jugos”.

Durante el año o año y medio que dura el proceso de fermentación se vigila la temperatura, la cantidad de agua y la presión, girando los rollos de tabaco cada cierto tiempo. Tras dicho proceso el tabaco adquiere su característico color negro azabache y su inconfundible aroma, momento en que está dispuesto para pasar a la fase de corte y distribución.

Aunque se ha cultivado el Perique en otras latitudes, su proceso de curación no ha logrado el resultado deseado. No se sabe muy bien si se trata del microclima de St. James Parish o simplemente la tradición, pasada de padres a hijos, lo que impide encontrar este tabaco fuera de la sureña población de Louisiana, de donde procede cada onza del Perique que circula entre las mezclas fumadas en todo el mundo.

Fumar Perique. Esta variedad ha sido utilizada en tabaco para mascar y para rapé, incluso alguna marca de cigarrillos lo ha introducido en sus mezclas. Pero es como parte de la preparación de tabacos para pipa donde ha encontrado su campo de acción. Son muy pocos los capaces de fumar este tabaco sin adicionarlo a mezclas, ya que su fuerza puede provocar mareos, nauseas y vómitos. Los cultivadores de Perique fuman, sin aditamentos, esta variedad en pequeñas pipas. Pero para el resto de fumadores de pipa su incomparable sabor dulce y picante lo proporcionan las distintas mezclas existentes, la mayoría de ellas en proporciones muy sutiles.

Algunas de las marcas más conocidas que utilizan el Perique en su composición son:

Elizabethan Mixture, Dunhill Nightcap, Dunhill Escudo Navy Deluxe, A&C Petersen Black Parrot, Ashton No. 2 Virginia Mixture, Astley's Three Nuns, Bell's Kingfisher, Butera Dorchester, Esoterica Tobacciana Dunbar, Esoterica Tobacciana Haddo's Delight, G.L. Pease Roll Cake, Mac Baren Bulk No. 2015 Virginia Flake, McClelland St. James Woods, McClelland 633, Solani

Algunos de los tabacos de pipa con Perique.

26/11/2004

articulos_y_reportajes/el_perique.1207242977.txt.gz · Última modificación: 2014/10/13 00:58 (editor externo)
Recent changes RSS feed CC Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Unported Donate Powered by PHP Valid XHTML 1.0 Valid CSS Driven by DokuWiki